RESEÑA: Super Mario All Stars 3D, te recordará tu niñez

Octubre 06, 2020

por: María Paulina Arango

Era de esperarse que Nintendo celebrara los 35 años de su Mario Bros con un título que apelara a nostalgia pero ¿es suficiente pretexto como para comprártelo?

Era de esperarse que Nintendo celebrara los 35 años de su personaje estrella Mario Bros. con un golpe directo en la nostalgia y aun así el anuncio de un Super Mario 3D All-Stars para la Switch fue una sorpresa. Finalmente sería posible volver a jugar tres de los títulos más recordados de la saga: Super Mario 64, Super Mario Sunshine y Super Mario Galaxy. Y es que traer juegos devuelta apelando a los recuerdos es algo que bien ha sabido explotar la compañía japonesa.

 

 

Pese a que los usuarios de la suscripción en línea de Nintendo pueden jugar varios de los títulos más icónicos de SNES y NES, esta vez es algo diferente. La compañía trajo los tres juegos 3D a modo de “edición especial” con algunas adaptaciones técnicas y acceso a las bandas sonoras de cada uno.

 

No obstante, al ser tres títulos que pertenecen a diferentes épocas y consolas, de entrada, hay un reto técnico en su adaptabilidad a la consola y a sus JoyCon. En eso Nintendo dejó algunas decepciones, pues esta también era la oportunidad para una entrega mejorada con gráficas y jugabilidad que, sin perder los toques tradicionales, se sintieran modernas.

 

 

Nintendo pudo corregir y optimizar el formato de los juegos y adecuarlos a la nueva consola, pero en el caso de Mario 64 (uno de los títulos más populares de la saga) no lo hizo. El título conserva su relación de aspecto 4:3 y aunque eso no es algo que necesariamente le quite puntos al juego, sí deja una sensación de amarga.

 

Mario 64 es el título por excelencia de los speedrunners, para muchos el primer Super Mario que lograron completar y es, además, un ícono de referencia entre los primeros juegos de plataformas en 3D.

 

Las aventuras del plomero para rescatar a Peach del malvado Browser dentro del castillo de la princesa no cansan y jugarlas por primera vez en una consola portátil es una mezcla de emociones, que seguramente querrás tener. Sin embargo, un aspecto a mejorar que deja un sinsabor es el movimiento de la cámara, que se siente forzoso. En lugar de facilitar el juego, en muchas ocasiones complica la partida y termina siendo un obstáculo.

 

De hecho, la falta de adaptabilidad del Mario 64 a la Switch tiene mucho que ver con que el juego no se rediseñó para la consola portátil, sino que Nintendo optó por utilizar un emulador para esta entrega.

 

Según un hilo hecho por el usuario de Twitter @Foone, el código del juego deja ver que se trata de un emulador que cuenta con un sistema en el que se crean parches en tiempo real durante su ejecución y donde también se utilizarían las gráficas originales.

 

 

En el caso de Super Mario Sunshine, que es un juego menos popular y más reciente (2002), esta entrega sí llega con un formato adaptado a la pantalla de la Switch en relación de aspecto 16:9, con gráficas más suavizadas y colores retocados, lo que le suma puntos en términos técnicos.

 

Este Super Mario Sunshine, además, no contó con el mismo infortunio de jugabilidad que Mario 64, pues son fluidos tanto los movimientos de cámara como los del popular plomero, quien en este título tiene un ‘Aparato de Chorro Ultra-Atómico Combinado’ que le sirve para disparar agua, elevarse por los aires y es un elemento crucial para derrotar a Browser.

 

El juego también puede alcanzar una resolución de 720p o 1080p, dependiendo si se reproduce en la Switch o en un televisor por medio del Dock que ofrece la consola, lo cual es bastante positivo para quienes disfrutan de una buena calidad de imagen. Este título se siente con buena afinidad a la consola portátil y es un juego del que muchos no habían podido disfrutar sino hasta esta ocasión.

 

Finalmente, Mario Galaxy cuenta con una notable diferencia respecto a los otros dos títulos de Super Mario 3D All-Stars y es que este puede disfrutarse plenamente con los JoyCon de la Switch, ya que integra los sensores de movimiento de los controles y permite la opción de imitar el funcionamiento del Wiimote. No obstante, esto no afecta la experiencia para los usuarios de la Switch Lite ya que también es posible utilizar la pantalla táctil.

 

Es claro que de entre los tres juegos Mario Galaxy es el más reciente (2007) y que tuvo su salida cuando el Wii estaba en su mejor momento, lo cual le da una ventaja para adaptarse a la consola portátil. En ese sentido sus gráficas son definidas, su aspecto está optimizado a la pantalla y su jugabilidad es completamente fluida, lo que termina por atrapar al jugador.

 

 

Super Mario 3D All-Stars recopila tres títulos icónicos de la franquicia que, aunque no se traten de una remasterización, son juegos con aún más innovaciones de las que hemos visto en otras ocasiones. Sin embargo, esto deja ver no solo las complejidades técnicas detrás de la adaptación de títulos que tienen más de 20 años de antigüedad, sino que también cuestiona un poco sobre el esfuerzo con el que se trabajó la entrega que celebra los 35 años de aniversario.

 

La sola franquicia de Super Mario es un éxito y la intención de recuperar algunos de sus mejores juegos, dejando casi idénticas sus características, es una intención que se aprecia, especialmente porque se trata de juegos que para muchos tienen un gran valor emocional. Pero también se anhela una entrega con mucho más para ofrecer, que le haga verdadera justicia a la evolución de la saga y a las posibilidades que ofrece la más reciente consola de Nintendo.

 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué consola tienes?
  • ¿Qué personaje de Nintendo es tu preferido?
  • ¿Qué te pareció la reseña?

Comenta: