#LeyFayad va para atrás, no se tolerará censura en internet

Noviembre 03, 2015

por: Carlos Peña

El Senador Omar Fayad pone freno a la ley que generó decenas de críticas por ser considerada un atentado contra la libertad de expresión en internet.

Seguramente a estas alturas has escuchado hablar de la “Ley Fayad”, la ley propuesta por el senador Omar Fayad Meneses del PRI el pasado 27 de octubre, que según la Asociación Mexicana de Derecho a la Información fue calificada como un intento de criminalizar y sancionar las expresiones ciudadanas que utilizan la tecnología y aplicaciones digitales, la red y las redes sociales para manifestar descontento con el poder público y las arbitrariedades que comenten las autoridades. 

 

Los artículos más controversiales de esta Ley eran los siguientes: 

Artículo 3. 
De acuerdo con esta propuesta, la difusión de información con el objetivo de causar pánico o irrumpir la paz pública puede ser considerada como ciberterrorismo, aunque bien valdría primero la pena aclarar las dimensiones de un término como “ciberterrorismo” o “paz pública en internet”. 

 

Artículo 9. 
La Policía Federal podría tener la facultad de intervenir –con el apoyo de las empresas proveedoras de servicio– en asuntos digitales y así tirar páginas o retirar cualquier contenido que atente contra la seguridad pública y combatir los delitos en los que se utilizan medios electrónicos para su comisión. 

 

Artículo 11. 
Este apartado trata sobre la obligación que tienen los operadores de telecomunicaciones, proveedores de aplicaciones y de contenidos a colaborar con las instituciones de seguridad y justicia para geolocalizar móviles de usuarios. En caso de ser necesario, bloqueo inmediato de de líneas y señales de comunicación móvil, lo cual fue interpretado más como una coartada contra la libertad de expresión más allá de los fines de prevención y seguridad. 

 

Artículo 17. 
Todo aquel que dolorosamente destruya, inutilice, dañe o realice cualquier acto que altere el funcionamiento de un sistema informático o alguno de sus componentes, se le impondrá una sanción de cinco a quince años de prisión y multa de hasta mil días de salario mínimo. O sea que si rompes tu computadora o celular, e incluso si realizas un ROOT o Jailbreak al mismo, estarías poniendo en riesgo tu libertad. 

 

Artículo 21. 
Dedicado al acoso, hostigamiento, intimidación y agresión en cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de internet, de forma reiterada y sistemática. Aquí las penas van de los seis meses a los dos años de prisión. 

 

Artículos 23 y 24. 
Estos artículos pretenden castigar la difamación y la información inadecuada de carácter personal, sin embargo de acuerdo con la Amedi, su redacción se presta a la ambigüedad y deja demasiadas puertas abiertas a la interpretación jurídica y faltas en contra de la libertad de expresión. 

 

Las penalizaciones de estos últimos apartados plantean castigos de hasta 12 años de prisión y multas de 100 a 200 días de salario mínimo para aquellos que se dediquen a “intimidar” a otras personas a través de las plataformas antes mencionadas. La intención en principio parece buena, el problema es que los alcances de esta disposición llegan hasta los usuarios que publican fotografías o memes de una persona sin la autorización de la misma. ¿Te suena?

 

El seguimiento 

Tras esta publicación, tanto el partido como Fayad recibieron una serie de críticas a todos y cada uno de los puntos de esta ley pues aunque todos coinciden en que hace falta generar un documento que se encargue de regular las actividades en internet, la redacción de éste parte de primicias ambiguas que –como casi siempre– se prestan a la interpretación a conveniencia de quien las necesite para aplicarlas según lo requieran. ¿Quien tiene la ventaja?, las autoridades. 

 

Curiosamente el Senador del Estado de Hidalgo y Presidente de la Comisión de Seguridad Pública declaró a través de su cuenta oficial en Twitter que su intención es combatir un fenómeno que lastima a la sociedad pero no pretenden dañar los derechos humanos que se han conseguido. También aclara que la ley fue redactada por parte de su equipo, presentada por él y no fue bajo el nombre del PRI. 

 

 

 

¿El resultado? El “amable” ofrecimiento de corregir, quemar, quitar, aumentar y sustituir lo que sea necesario en la #LeyFayad con la intención de que no quede abierta a la interpretación. Empezar de cero escuchando a la sociedad civil, las víctimas y las autoridades, para lo cual sostendrá reuniones de trabajo y consultas a partir de este jueves 5 de noviembre en el Senado. 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿De qué forma propondrías regular la actividad en internet?

Comenta: