La Nueva Clase que salvó a BMW después de la Guerra Mundial

Noviembre 06, 2016

por: Daniel Estrada

Estos vehículos salvaron a la compañía de ser vendida después de la Segunda Guerra Mundial.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, el primer vehículo en salir de las línea de producción de BMW fue la motocicleta BMW R24, en 1948. Cuatro años más tarde, iniciaría nuevamente la fabricación de automóviles, peor el éxito eludió a la compañía en un principio.

 

 

El BMW Isetta, un Motocoupé, que reflejó el espíritu de aquellos días del milagro económico, vendió más de 160 mil unidades, incluso, logró una fuerte demanda en Estados Unidos, con lo que mantuvo viva a la compañía por algunos años.

 

 

Tiempo después, el BMW 700, inicialmente lanzado como coupé en 1959, mantuvo a flote a la compañía. Y aunque tuvo grandes ventas y se lanzaría en versión sedán, en la Junta General Anual, la compra de la empresa por parte de Daimler-Benz AG estuvo a punto de realizarse. Sin embargo, el plan de reestructuración desarrollado por el accionista mayor, Herbert Quandt, que e basa en la independencia de BMW AG, y en nuevos modelos, fue aceptado, y la venta se detuvo en el último momento.

 

 

Con el BMW 1500, en 1961, finalmente llegó el éxito para la empresa. Fue el primer vehículo de la “Nueva Clase”, el cual era un símbolo de individualidad al más alto nivel, gran confort y deportividad.

 

 

Cuatro años más tarde se lanzaría el modelo más potente de ese momento: BMW 1800TI/SA, como plataforma para Motorsport, y al mismo tiempo, el nuevo eslogan que aún se mantiene: “El Placer de Conducir”.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué te gusta de los vehículos de BMW?
  • ¿Cuál es tu BMW preferido?

Comenta: