¿Realmente el iPhone ha subido de precio tanto como creemos?

Mayo 12, 2017

por: Allan Vélez

En 2014, el iPhone más económico costaba 10 mil 999 pesos; hoy cuesta 15 mil 499 pesos. Estas son las razones.

Es un comentario habitual entre los lectores de Paréntesis. “El iPhone es cada vez más caro”, solemos leer minutos después cuando en septiembre publicamos los precios fijados por Apple México para sus nuevos iPhone. Sin embargo, en 10 años los precios en dólares del celular han cambiado poco.

 

Por ejemplo, el 10 de julio de 2008, todavía bajo la dirección de Steve Jobs, Apple presentó el iPhone 3G en dos capacidades de almacenamiento y precio: 8GB por 199 dólares y 16GB por 299 dólares, siempre y cuando el iPhone se adquiriera con un contrato con AT&T a 24 meses. Cinco años después, el 17 de septiembre de 2013 para ser precisos y ya bajo la batuta de Tim Cook, Apple presentó el iPhone 5s en tres capacidades de almacenamiento y precio: 16GB por 199 dólares, 32GB por 299 dólares y 64GB por 399 dólares, igualmente bajo condiciones similares de contratación.

 

 

Cuatro años después, Apple presentó el iPhone 7. Aunque el modelo más económico (iPhone 7 de 32GB) se vende por 649 dólares, si se adquiere con un contrato a 24 meses con Sprint, el precio del iPhone se mantiene en 199 dólares, exactamente el mismo precio que hace casi 10 años.

 

Entonces, ¿por qué es que los precios del iPhone en México son cada vez más altos si Apple mantiene prácticamente el mismo precio que en su lanzamiento en 2008? Son varios los factores, entre ellos la inflación, señala José Luis Leal, maestro en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a Paréntesis. “Un aumento generalizado de todos los precios provoca que a pesar de que el peso no se devalúe, los bienes y servicios suban de precio”, aclara. En México, la inflación es medida por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que refleja la variación de precios de distintos bienes y servicios de consumo generalizado, entre los que figuran los servicios de telefonía celular.

 

Otro factor que impacta en el incremento en los precios del iPhone es la devaluación del peso frente al dólar. “Cuando una moneda se devalúa, pierde valor frente a otra. Varios factores provocan devaluaciones, tanto cambios en el Producto Interno Bruto o una mayor demanda de una moneda extranjera, como el dólar”, explica Leal.

 

Adicionalmente, cabe señalar que el iPhone es un producto de importación, es decir, no se produce en México. “La mayoría de los productos importados son sujetos al cobro de IVA y un derecho de tramitación aduanal”, dice Patricia Navarro, encargada de logística internacional y operaciones en la importadora Ibtrade. Además, explica que dado que México tiene un tratado de libre comercio con Estados Unidos y el iPhone es un producto estadounidense, está exento de impuestos adicionales. “Todos estos conceptos se suman al costo del producto, y por tanto, tienen un impacto en el precio al consumidor”, sentencia.

 

Gracias a estos factores, el precio del iPhone –así como de muchos otros productos de importación– se ha incrementado, especialmente en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, en el que la moneda acumula una devaluación de 59.51%, según datos del Banco de México. Esta pérdida de valor es observable en la variación de precio del iPhone 6, presentado en 2014, cuando el dólar cotizaba en 13.84 pesos, según Dinero en Imagen. En ese entonces, el precio del iPhone más económico (iPhone 6 de 16GB) era de 10 mil 999 pesos; tres años después, el iPhone más económico (iPhone 7 de 32GB) es de 15 mil 499 pesos. Al cierre de la edición de este artículo, el dólar cotiza en 19.15 pesos.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué tienes que agregar a esta historia?

Comenta: