Lounge Q, de Moshi, el cargador inalámbrico que se adapta

Septiembre 18, 2020

por: Benjamín Ortega Chávez

Moshi trae a México Lounge Q, el cargador inalámbrico inspirado en el diseño escandinavo que se adapta a cualquier espacio y cualquier forma de uso.

Desde que llegó a los smarpthones, la carga inalámbrica ha sido una de mis características favoritas. Las razones son muchas, pero para mí las más importantes son comodidad y libertad.

 

Tengo la costumbre de cargar mi celular todas las noches junto a mi cama, en el buró. Sin embargo, era inevitable que una vez que lo conectaba al cable cargador quisiera tomar mi celular de nuevo para atender un mensaje, programar una alarma, checar mis redes sociales o jugar un poco antes de dormir. Más de una vez estuve a punto de tirar el teléfono porque el cable no era lo suficientemente largo. Sobra decir que cuando esto sucedía el cargador terminaba maltratado. Mala experiencia.

 

 

Sin embargo, con los cargadores inalámbricos puedo tomar mi smartphone sin preocuparme porque eso suceda y una vez que ya terminé de usarlo simplemente vuelvo a colocarlo sobre la base —sin tener que levantarme de la cama y agacharme a buscar el cable entre la cama y el buró— y listo, la carga comienza de forma instantánea.

 

Por supuesto, los cargadores inalámbricos tienen algunas desventajas frente a los cargadores de cable —la velocidad de carga es la principal—, desventajas que poco a poco se han ido desvaneciendo.

 

Como siempre, mientras más competencia hay en los gadgets, los más beneficiados somos los usuarios, pues eso despierta más creatividad en los fabricantes para generar productos que generen una mejor experiencia de usuario. En el caso de los cargadores inalámbricos tiene que ver con el diseño y la necesidad de una mayor velocidad de carga y aquí es donde entra Lounge Q, de Moshi, el cargador que he estado utilizando recientemente.

 

Bonito, bonito

Su mayor fortaleza es el diseño. Lounge Q, de Moshi abandonó la clásica forma plana o de tapete que tenían la mayoría de los cargadores inalámbricos para convertirse en uno que pertenece a la categoría “Stand”, lo que da la posibilidad de ver la pantalla de tu celular con sólo voltear la mirada si es que lo tienes, por ejemplo, junto a tu computadora en tu escritorio.

 

 

Una de sus fortalezas es que puedes colocar tu celular para cargarlo de dos formas, es decir, vertical u horizontal, de tal que forma que si estás viendo un video en todo lo ancho de la pantalla puedes deslizar la zona de carga hacia abajo para poner tu teléfono “acostado” y así continuar la reproducción del contenido mientras alimentas la batería.

 

De igual forma, si quieres colocar tu celular “parado” o de forma vertical, bastará con que deslices la base de carga hacia arriba para poder hacerlo.

 

Estamos hablando de un cargador elegante y minimalista cuyo diseño está inspirado en la decoración escandinava. Lounge Q tiene una base forrada en tela color gris rodeada con un marco de metal, del que se desprende la zona de carga, forrada también en tela del mismo color y en la que hay un aro de goma que ayuda a que el smartphone no se resbale.

 

 

Otro detalle interesante de este cargador es que el cable para conectarlo a la corriente no puede separarse de la base, lo que puede ser un arma de doble filo: a muchos puede gustarles a otros no. Eso sí, reduce a cero la posibilidades de perderlo. Además, tiene una guía para que siempre esté en su lugar y no se enrede. Bien pensado, Moshi.

 

Poderoso

Lounge Q utiliza el estándar de carga inalámbrica Qi, tiene un diseño de bobina Q-Coil desarrollado y patentado por Moshi que, con el adaptador de corriente correcto (lamentablemente hay que comprarlo por separado), puede entregar una carga rápida de hasta 15 watts. Buenas noticias para la mayoría de celulares de gama alta con carga inalámbrica, malas noticias para los usuarios de iPhone, cuya carga sin cable está topada a 7.5 watts.

 

 

Quizá puedas encontrar cargadores inalámbricos más potentes, pero dudo que uno tan bonito y elegante como este.

 

Experiencia de uso

Podría decir que me encantaría tener mi casa plagada de cargadores inalámbricos, pues así no tendría que preocuparme por la batería nunca. Lounge Q encaja muy bien en mi sala debido a su diseño y se ha convertido en un acompañante perfecto para ver alguna serie o película en la noche momentos en los que me siento en el sillón y coloco el celular en el cargador que tengo en la mesa lateral.

 

He utilizado Lounge Q, de Moshi, con varios celulares, entre ellos un Huawei P40 Pro +, en el que la experiencia ha sido muy satisfactoria; el recién presentado LG Velvet, que tiene carga inalámbrica de 9 watts y funciona muy bien con esta cargador, y un iPhone 11 Pro Plus, en el que la experiencia en sí no es mala, pero definitivamente un poco más lenta. Ojo, esto tiene que ver con  el iPhone y no con el Lounge Q.

 

 

 

 

Aproveché para comparar este Lounge Q con otros cargadores que tengo en casa, como el Native Union, cuyo diseño es bonito pero no adaptable y su velocidad de carga llega a 10 watts; un Mophie, el primero que tuve y que apenas llega a 5 watts de potencia; y el cargador inalámbrico de Huawei, que ofrece SuperCharge de 27 Watts, pero esa característica sólo es compatible con algunos smartphones de la marca. La experiencia más completa en términos de comodidad y opciones de uso la obtuve con Moshi, cuyo único punto en contra que detecté es el tener que comprar el adaptador de corriente por separado. 

 

Vale la pena decir que, como todos los productos Moshi, Lounge Q tiene garantía por 10 años. Este cargador estará disponible en MacStore a partir de octubre y su precio será de $1,600 pesos.



 

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Qué opinas de Lounge Q?
  • ¿Te gusta la carga inalámbrica?
  • ¿Usas carga inalámbrica, cuál es tu experiencia?

Comenta: